Academia de la Historia denunció remodelación de la Plaza Flores en Puerto Cabello

Regional

Los trabajos que se ejecutan en la Plaza Flores de Puerto Cabello, lejos de ser una remodelación, muestran una clara intención de reconstruirla en su totalidad, sin tomar en cuenta la pérdida de la histórica fuente que allí se encuentra y los viejos árboles sanos que existen.

José Alfredo Sabatino Pizzolante, vicepresidente de la Academia de la Historia del Estado Carabobo, denunció ante el Instituto de Patrimonio Cultural de la Nación (IPC), en su condición de órgano regulador de la conservación del patrimonio histórico, que los trabajos que adelanta la Alcaldía de Puerto Cabello en la plaza Flores acabarán con el reservorio histórico de la entidad.

Sabatino, solicitó la urgente intervención del IPC y exigió que tal proyecto sea intervenido con carácter de urgencia ante las autoridades municipales, a fin de que se respete la vegetación y, muy especialmente, la histórica fuente.

“En esto de remodelaciones en Puerto Cabello, tenemos una muy larga historia. Siempre es lo mismo, los gobiernos municipales no consultan a nadie al respecto, pues no respetan a los porteños, mucho menos a quienes conociendo algo del tema pueden aportar ideas. Total ese es el concepto de gobierno que hemos conocido por décadas”, escribió el director de la academia en su cuenta de Facebook.

Agregó que sobre la Plaza Flores no deberíamos dar mayor información, pues es conocida no solo por ser una de las plazas más antiguas de la ciudad, localizada en lo que fue el inicial centro urbano sino, además, porque fuera inmortalizada por nuestro tío Ítalo Pizzolante en su célebre canción “Puerto Cabello”, hoy himno de la ciudad.

El historiador recuerda que la última vez que la plaza Flores recibió un cariño fue cuando por iniciativa de la empresa DP World, en 2008, se adelantó una importante campaña de arborización, esfuerzo perdido luego de que el puerto local fuera revertido.

Pero le preocupa que en la actualidad están adelantando una remodelación que tiende a echar por tierra todo lo que está allí, al menos eso deduce por lo que ha visto en las imágenes circuladas por un Twitter oficial. Muy bonito, por cierto, pero repetimos que no sabemos los criterios utilizados para su elaboración, señaló.

Sobre la Alameda “Guzmán Blanco” –como se le conoció durante buena parte del siglo XIX- se conservan numerosas imágenes, que bien ayudan a tener una idea más o menos precisa de su apariencia, describió el historiador.

“Algo queda claro: siempre ocupó el mismo espacio que viene ocupando, siempre tuvo más o menos la misma forma, siempre fue una alameda de muchos y hermosos árboles y, más importante aún, en su tiempo de esplendor, tuvo en su centro la hermosa fuente coronada del niño tritón” dijo.

Según Sabatino, la única modificación de importancia sufrida por aquélla del siglo XIX al XX, sería la eliminación de una cerca que en algún momento ostentó. Agregó que si existe alguna duda de su apariencia, lo anterior se confirma de una selección de postales que de la plaza conserva en su colección y que podrían servir a cualquier experto para hacerse una idea de lo que fue y lo que debe seguir siendo.

Su pregunta es: ¿Se respetará la fuente y su histórico tritón será repuesto allí?

Leer más: EE.UU pidió a la ONU discutir situación en Venezuela

Gobierno anunció bloques de racionamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *