Autoridades españolas detuvieron al exviceministro chavista Javier Alvarado acusado de corrupción

Internacional

Este jueves 9 de mayo las autoridades españolas detuvieron a Javier Alvarado Ochoa, quien fuese funcionario del ministerio de desarrollo eléctrico de Venezuela durante el gobierno de Hugo Chávez.

Agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera de la Policía Nacional (UDEF) llevaron a cabo el arresto en la ciudad de Madrid, donde reside Ochoa desde hace varios años.

Se espera que para hoy, viernes 10, Alvarado pase a disposición de la Audiencia Nacional de España, donde el juez Ismael Moreno lo investiga por estar presuntamente vinculado en el pago de comisiones y sobornos por parte de la empresa de ingeniería Duro Felguera a políticos de Venezuela.

Según la información del Europa Press, a Javier Alvarado Ochoa le serán imputados cargos por corrupción internacional y blanqueo de capitales. Ambos delitos surgieron luego de una investigación realizada desde el 2015, cuando el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) detectó “indicios de criminalidad” por pagos en una cuenta del ya extinto Banco de Madrid, del que eran clientes todos los políticos que participaron en el soborno.

Estos delitos se habrían cometido cuando el hombre ocupaba el cargo de viceministro de electricidad, presidente de la Electricidad de Caracas o cuando formó parte de la junta directiva del Sistema Eléctrico de Nueva Esparta. Todos estos cargos los ocupó bajo el gobierno del fallecido Hugo Chávez.

Por estos mismos delitos están siendo investigados Nervis Villalobos, quien también fue viceministro de energía hasta el año 2006, y su esposa Milagros Coromoto de Villalobos.

Las autoridades españolas explicaron que la investigación contra la corrupción busca determinar cuáles personalidades relacionadas al Gobierno de Venezuela entre el 2008 y el 2011, participaron en el pago de comisiones o sobornos para favorecer los intereses de la empresa Duro Felguera.

La empresa española firmó en 2009 un contrato con la venezolana CA Electricidad de Caracas (EDC), empresa pública filial de Corporación Eléctrica Nacional, para la construcción de la central de ciclo combinado de Termocentro, por un importe de más de 1.500 millones de euros.

El proyecto se enmarcaba dentro de los planes de la Administración venezolana para atender el crecimiento de la demanda eléctrica de Caracas y su área de influencia. En ese momento, el presidente de EDC era Javier Alvarado Ochoa quien ocupó el cargo hasta que en 2010 fue nombrado viceministro de Desarrollo Eléctrico.

Dos de los tres contratos denunciados por Anticorrupción fueron firmados el 3 de diciembre de 2008 en Caracas entre Técnicas Reunidas Terca y Duro Felguera, y en ellos intervinieron el venezolano Luis Barrios Melean y Francisco Martín Morales de Castilla, entonces representantes de  Duro Felguera.

Junto al también exviceministro Nervis Villalobos, Alvarado había sido detenido en octubre de 2017, acusado por los delitos de blanqueo de capitales y soborno internacional. Posteriormente fue puesto en libertad, aunque fue llamado a declarar en septiembre del año pasado por el mismo caso.

Ya el 13 de septiembre de 2017 el nombre de Javier Alvarado Ochoa figuraba entre 28 procesados por un juzgado en  Andorra, por presunto blanqueo de capitales en establecimientos bancarios y por pertenecer a una red de sobornos.

Pese a estar acusado de los graves hechos de corrupción que involucran a varios empresarios españoles, Alvarado celebró hace poco más de un mes la boda de su hija, un evento para 200 invitados celebrado en uno de los mejores clubes de Madrid y que presupone una millonaria inversión.

Tal Cual

Leer más: “Vamos por ti” la amenaza que colectivos dejaron en viviendas de diputados

Tribunal dictó privativa de libertad a Edgar Zambrano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *