BCV estableció normas para realizar operaciones en mesas de cambio

Nacional

Las reglas de juego ya fueron establecidas. El Banco Central de Venezuela estructuró las normas que rigen las mesas de cambio que se llevan a cabo en la banca.

A través de un comunicado, el BCV destacó la obligación que tienen los operadores de registrar diariamente con detalle las transacciones de compra y venta de moneda extranjera, en una solución tecnológica dispuesta expresamente por el instituto emisor.

Recordó creación del Índice de Intermediación Cambiaria que obliga a los bancos a vender 80% de las divisas producidas en el proceso de compraventa a sus clientes, al tiempo que el 20% restante puede ser utilizado en transacciones interbancarias.

Reiteró la posibilidad de que las entidades del sector bancario puedan mantener un monto promedio semanal de moneda extranjera, que no sea superior a 30% del saldo de sus disponibilidades netas en divisas al 30 de abril del presente año.

La norma define disponibilidades netas como “el saldo que cada institución bancaria mantenga en sus bancos corresponsales del exterior”.

El Banco Central aclaró que no será un participante activo en las mesas cambiarias del sistema financiero, sin embargo, conserva sus facultades de supervisión estricta de las operaciones, de forma que generó una infraestructura digital para recibir reportes detallados de todos los bancos que intervengan en el sistema.

Así, las instituciones bancarias deben, en primer lugar, hacer en forma específica la solicitud para utilizar la plataforma de información y notificar los datos de los funcionarios autorizados, por cada entidad financiera, a interactuar con el sistema de control del emisor, así como informar las direcciones IP que usarán para la respectiva conexión.

El siguiente paso es que los bancos deben reportar diariamente las operaciones de compra y venta de divisas con todos los detalles que demande el ente emisor en días hábiles bancarios, en un horario comprendido entre las 9 de la mañana y la una de la tarde.

La máxima entidad bancaria tiene la potestad, las especificaciones, descripciones técnicas y términos para reportar toda la información.

En la misma resolución, el Banco Central de Venezuela creó un proceso de contingencia para casos justificados en los que los bancos no puedan hacer los reportes correspondientes oportunamente.

En relación a la medida tomada por el BCV de buscar vías alternas a las tarjetas de crédito Visa y Mastercard, el economista Leonardo Buniak, explicó que se trata de una estrategia para que las sanciones impuestas por EEUU no afecten los sistemas de pagos en Venezuela.

Indicó el experto que el BCV se venía preparando para un escenario “donde las sanciones económicas y financieras pudieran suponer la partida definitiva de esas operadoras del país”.

El economista comentó que se trata de una forma de protección, porque hasta el momento las sanciones impuestas por EEUU no incluyen a la banca privada.

Sostiene Buniak que el gobierno se prepara para una especie de “autarquía financiera”, en donde la economía nacional se cierra a nivel internacional. 

Resaltó el especialista que de intensificarse las sanciones y concretarse la salida de estas operadoras de tarjetas de crédito internacionales, nuestras tarjetas no podrán ser utilizadas en ningún país del mundo.

Con información de El Universal

Leer más: Fedenaga advirtió sobre posible agravamiento en la distribución de alimentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *