Chuletas de cordero al horno

Gastronomía

A pesar de que las chuletas de cordero no son un corte de carne particularmente popular el sabor que nos brinda es absolutamente delicioso y si no te has dado la oportunidad de probarlo te invitamos a que degustes esta receta que te dejara fascinado y deleitado convirtiéndote en fan número uno del cordero.

Las chuletas pueden sor cocidas en varias modalidades como a la parrilla, a cocción lenta y como aquí te la presentamos al horno. Para comenzar debes tener presentes todos los ingredientes: tres costillas o chuletas de cordero, sal, vinagre si es posible balsámico, miel, aceite de oliva, ajos y romero fresco.

Primero que nada, para preparar unas buenas chuletas el secreto es una buena marinada, para alcanzarlo debes mezclar en un bol 180 ml de vinagre balsámico, 180 ml de aceite de oliva, tres cucharadas de ajos machacados y tres cucharadas de romero fresco finamente cortado.  Una vez lista la marinada procedes a sazonar las costillas solamente con sal, debes masajear las costillas y distribuir uniformemente a través de toda la carne.

Una vez sazonadas colocas las chuletas en la marinada y las llevas al refrigerador por un tiempo de 8 horas de manera que la carne del cordero pueda absorber los jugos de los ingredientes, es importante que el envase de la marinada este correctamente sellado con papel aluminio para que no se escapen los diversos olores.

Mientras se realiza este proceso puedes ir realizando el glaseado de las chuletas mezclando en un bol 125 ml de vinagre y 85 gramos de miel, preferiblemente debes revolver con un batidor de alambre buscando que la miel se adhiera de forma homogénea al vinagre. Cuando falte poco para culminar el tiempo de la marinada pon el horno a precalentar a 160°C, cuando el horno este en la temperatura indicada y finalizadas las 8 horas de la marinada llevamos al horno.

Las chuletas deben permanecer en el horno por una hora aproximadamente, una vez transcurrido este tiempo procedes a darles vuelta y untar la primera capa de glaseado sobre ellas. Después de este paso, debes rociar las chuletas con glaseado cada cinco minutos y una vez hayan pasado 30 minutos ya se encontrarán en su punto perfecto de cocción.

Antes de servir debes dejarlas reposar por un tiempo de 5 minutos, puedes servirlas con los acompañantes que desees ya que el cordero es delicioso no importa la mezcla de sabores y estas lista, para disfrutar de una cena gourmet desde la comodidad de tu hogar.

Foto: RTVE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *