Cómo hacer videos de buena calidad y poco presupuesto

GeekLife

El contenido audiovisual es imprescindible a la hora de realizar una campaña publicitaria o para llamar la atención en las redes sociales. Sin embargo, antes de lanzar un vídeo es necesario seguir unas pautas para que el contenido sea el mejor posible y consiga captar la mirada del público. Estos pasos permiten minimizar gastos y conseguir un buen resultado con poco dinero.

Los usuarios que quieran producir vídeos deben definir una estrategia, conocer las herramientas disponibles y disponer de un mínimo equipo. Estas son algunas indicaciones a tener en cuenta.

-La estrategia. Definir la estrategia que se va a seguir es imprescindible para poder llegar a la consecución de objetivos. Además, permite conocer los posibles problemas que pueda conllevar la producción de un vídeo y las posibles soluciones para evitar dichos obstáculos. Es imprescindible conocer el presupuesto disponible para todo el proceso de creación. Otro elemento es la audiencia, a la cual se debe conocer para captar su atención de la mejor forma.

Además, hay que tener en cuenta, sobre todo, el uso de las redes sociales. El usuario debe conocer qué redes sociales va a emplear y con qué frecuencia va a compartir los vídeos en ellas. Además, las características específicas de cada una de ellas, pues no todas admiten la misma duración, en algunas se recomienda emplear el formato horizontal y en otra el vertical.

-Equipo de grabación. Cuando se haya pensado la historia que se quiere contar hay que comenzar con el proceso de grabación. Para ello los usuarios pueden invertir una gran cantidad de dinero en conseguir los mejores aparatos y producir un vídeo más profesional. Sin embargo, los buenos equipos de grabación deben ir acompañados de extensos conocimientos para poder utilizarlos, lo que puede dificultar el trabajo.

Por lo tanto, a veces, menos es más. Se pueden conseguir buenos resultados con equipos baratos y que están disponibles al alcance de casi todo el mundo. Por ejemplo, una cámara digital, un micrófono, un trípode y un equipo de iluminación. Esos serían los elementos básicos.

Un teléfono móvil también puede ser suficiente para crear un buen vídeo siempre y cuando la historia y el mensaje sean llamativos y enganchen a la audiencia. Lo más importante a la hora de grabar no es tanto la calidad del vídeo, sino del audio. Los usuarios deben escuchar muy bien aquello que se quiera transmitir.

-Montaje. Hoy en día no es necesario utilizar programas excesivamente complicados o tener grandes conocimientos de montaje audiovisual. Existen programas y apps que permiten incluir música, texto e imágenes de forma, incluso, automatizada.

-Vídeos cortos. Como se ha mencionado anteriormente, más es menos. Los vídeos cortos tienen más posibilidad de que enganchen a los usuarios y suelen conseguir una mayor interacción. No todo el mundo tiene tiempo de ver un vídeo de 10 minutos, pero sí uno de tan solo unos minutos que le deje claro cuál es el mensaje.

Fuente: Trecebits

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *