Cómo las preguntas del amor te pueden ayudar en una cita si no sabes de qué hablar

Curiosidades

Por fin lo lograste: tendrás una cita, pero, ahora no sabes de qué hablar con esa persona especial. Probablemente has esperado por meses la oportunidad de encontrarte a solas con ella, y ahora temes quedarte en total silencio. A veces, es un asco ser introvertido, carecer de habilidades sociales o no saber cómo romper el hielo.

De hecho, puede que ni siquiera tengas problemas para expresarte, solo quieres probar algo diferente esta vez.

En cuestiones de amor, hasta al más espontáneo le entran los nervios de pasar cierto tiempo a solas con una persona que le atrae, especialmente si la quiere conquistar. No te achicopales, es normal que te preocupe el curso de tu cita romántica. Pero, vamos al grano.

¿Cuál es el truco para mantener una buena conversación? 

Gracias a un científico dos extraños se enamoraron, la pasión no nació de un brebaje mágico.

Crees que careces del don para hablar, pero la verdad es que es el truco de una buena conversación es más sencilla de lo que te imaginas: las preguntas. Los periodistas, locutores y hosts de programas hacen montones a diario. Es la base esencial del diálogo, específicamente cuando quieres conocer a fondo a una persona y sus actitudes ante la vida.

Claro, ciertas condiciones aplican, no cualquier interrogante te servirá, por lo que debes intentar hacer preguntas abiertas, es decir, aquellas que buscan  una respuesta más amplia que un “sí”, “no”, o “tal vez”.

Además, es importante que escuches atentamente las respuestas de tu compañero, eso es lo que te permitirá realizar comentarios o agregar anécdotas tuyas sobre las respuestas de la persona objeto de tu amor. La clave radica en que proveas un feedback salpicado de tu personalidad a las historias del otro.

Todo muy bien. Pero no sé de qué hablar o preguntar a mi cita

No te desanimes aun, sí hay maneras de llevar a buen término una cita romántica, muy a pesar de que seas [email protected], o de que ahora no se te ocurra nada: “Las 36 preguntas que llevan al amor” llegaron a tu rescate.

Ideadas por el psicólogo Arthur Aron, las preguntas del amor fueron ideadas como un cuestionario para estudios científicos (de verdad) sobre la química de la intimidad, amistad y la cercanía, además de prejuicios y relaciones entre grupos, estas series de interrogantes pueden brindarte una noción de cómo sacar adelante una conversación en plan romántico, y en general, para conocer a cualquier persona.

Así logró que dos desconocidos comenzaran a transitar el sendero del amor.

La verdad sea dicha: Muchos de los artículos que encuentres sobre las 36 preguntas del amor, te venden la idea de que es muy probable que -como dice el título de las preguntas- consigas enamorar y/o enamorarte de la  persona objeto de tu deseo. Se volvieron virales por una articulista del New York Times que sostiene que se enamoró y casó gracias a la ayuda de este cuestionario. Pero sostén tu caballo un momento.

El autor del cuestionario ha señalado a Verne que la finalidad de ellas es crear una conexión  entre dos personas, preferiblemente desconocidos. 

Aleja los pensamientos derrotistas si crees que eso de preguntar mucho a una persona que no conoces desde hace mucho tiempo es invasivo, Aron asegura que estas interrogantes sirven: “Sobre todo con gente con la que no hay una amistad muy estrecha. (…)  Abrirse y explicar asuntos íntimos también ayuda a afianzar la amistad”.

La realidad es que el éxito de este mini guion de preguntas para conocer mejor al posible amor de tu vida, realmente depende de las respuestas que tanto tú, como el otro provean. De hecho, puede que al final tengas una visión muy distinta a la que te formaste de esa persona, y termines por perder el interés en ella porque consideras que son incompatibles (pero esa es solo una hipótesis de una  persona negativa como yo)

Además, las preguntas del amor se pasean por diferentes temas de interés sobre los que es imposible que alguien no tenga una opinión. Y que van mucho más allá de la vieja confiable “hablen del clima, y eviten la política y la religión”. No repetiremos que la ciencia las respalda.

Vía Giphy

¿Cómo hacer las 36 preguntas del amor?

El estudio de Aaron Arthur tiene una regla: no deberían saltarse ninguna pregunta, esto es con el fin de hacer el proceso espontáneo, no hay que dar una respuesta inteligente y fabricada, solo ser tú mismo. Sin embargo, si se están conociendo y sientes que le incomoda una pregunta al otro, pueden saltearla, lo que sirva para ambos, es lo mejor.

Si te sientes lo suficientemente confiado, no practiques ninguna respuesta, ni le des vuelta a las preguntas, solo sé genuino y sincero: Di lo primero que se te ocurra cuando te pregunten.

Aunque el título es “preguntas del amor”, en algunas ocasiones la guía pide cosas como “menciona tales características positivas de tu cita” en ese caso, da tú el primer paso, menciona los aspectos positivos que hasta el momento has visto en esa persona.

Si eres muy callado…

Tienes que leer todas las preguntas y hacértelas a ti mismo. Este paso es fundamental si eres callado y crees que no tienes mucho que decir de nada. Para cada interrogante, puedes preparar con antelación una respuesta sincera o anécdota si te devuelven alguna de las preguntas.  No lo consideres una trampa, explórate, y conócete, es lo que permitirá que luego de camino a casa no digas “Rayos, debí haber contado lo que me pasó en x momento”. Pero… No vayas a decir mentiras si tomas esta ventaja.

Eres tonta, no voy a interrogar a mi cita

Claro, no eres del Sebin –creo- o del FBI para atragantar a la otra persona con interrogantes, en la dinámica deben intercalarse en el rol de detective: uno hace una pregunta, y la siguiente la realiza el otro, ambos deben responder todas las preguntas

Además,proponemos varias maneras de hacer que tu cita juegue contigo a las preguntas del amor:

  • La peligrosa: Lleva las interrogantes en tarjetas, y proponle a tu cita jugar a una serie de preguntas para conocerse mejor. Sí, puede ser raro y arriesgado, pero Jubilee, produjo una serie en la que graban a personas en una cita a ciegas donde se hacen las preguntas del amor. (tienen miles de visitas) De hecho, así mismo son realizados los estudios científicos basados en el cuestionario ¿Por qué no puedes hacer lo mismo?
  • La considerada: Coméntale a tu cita lo curiosa que te parecieron estas preguntas y proponle jugar a responderlas cuando se encuentren. No hay necesidad de mencionar el detalle del “amor” si no están en ese punto, recuerda que el fin es crear confianza mientras se van conociendo.
  • La egoísta y temeraria: Si te apena llevar las preguntas y pedirle que hagan la dinámica, selecciona un número razonable de preguntas que puedas memorizar y de las cuales tengas anécdotas interesantes y ve haciéndolas en el transcurso de la conversación. Intenta estirar los temas y luego cuando se agote, lanza la siguiente pregunta que tengas.

 En Kipu te recomendamos la peligrosa, porque nos encanta el nombre que le inventamos, pero también porque es la más sincera y divertida.

¿Qué puedes esperar de las preguntas del amor?

Es recomendable que jueguen a realizarse las 36 preguntas -completas- en aras de crear cercanía, pero es entendible que por cuestiones de tiempo o porque simplemente la conversación tomó su propio curso no terminen de hacerlas. Pero si ambos notan que la conversación con las preguntas está interesante, pueden finalizar la dinámica.

No son un método infalible, o una receta de cocina con medidas exactas. No es eso lo que te queremos vender aquí, solo te mostramos una opción algo curiosa y loca, pues dicen que quien no arriesga, no gana.

Las 36  preguntas del amor

Puedes hacer click y descargarlas de manera gratuita en un pdf si usarán sus celulares para probar el cuestionario.

Puedes hacer click y descargarlas de manera gratuita para imprimirlas y tenerlas en tarjetas

Y más abajo, también las ponemos a tu alcance si no puedes esperar a leerlas. Sí, probablemente algunas de las 36 preguntas del amor te harán levantar las cejas y querer atravesar la pantalla para asesinar a alguien de esta redacción. De seguro me putearás  cuando leas una o dos de ellas. Pero, ahora sabrás de qué hablar con tu cita.

Vía Giphy

Serie I

1. Suponiendo que pudieras elegir a cualquier persona del mundo, ¿a quién te gustaría invitar a cenar?

2. ¿Te gustaría ser famoso? ¿En qué sentido?

3. ¿Algunas vez practicas lo que vas decir antes de llamar por teléfono? ¿Por qué?

4. ¿Qué constituye para ti un “día perfecto”?

5. ¿Cuándo fue la última vez que cantaste a solas? ¿Con otra persona?

6. Si pudieras vivir hasta los 90 años de edad conservando durante los últimos 60 años la mente o el cuerpo de una persona de 30 años, ¿qué preferiría?

7. ¿Tienes una corazonada secreta sobre la forma en que vas a morir?

8. Nombra tres cosas que usted y su pareja parezcan tener en común.

9. ¿De qué es lo que te sientes más agradecido en la vida?

10. Si pudieras cambiar cualquier cosa de la forma en que fuiste criad@, ¿cuál sería?

11. Cuéntale a tu pareja la historia de tu vida en cuatro minutos pero con tanto detalle como sea posible.

12. Si pudieras despertarte mañana habiendo adquirido una cualidad o una habilidad, ¿cuál sería?

Serie II

13. Si una bola de cristal pudiera decirte la verdad sobre ti, tu vida, tu futuro o cualquier otra cosa, ¿qué te gustaría saber?

14. ¿Hay algo que hayas soñado hacer desde hace mucho tiempo? ¿Por qué no lo has hecho?

15. ¿Cuál es el mayor logro de tu vida?

16. ¿Qué es lo que más valoras en una amistad?

17. ¿Cuál es tu recuerdo más preciado?

18. ¿Cuál es tu recuerdo más terrible?

19. Si supieras que dentro de un año vas a morir súbitamente, ¿Cambiarías en algo la forma en que vive ahora? ¿Por qué?

20. ¿Qué significa la amistad para ti?

21. ¿Qué papel desempeñan en tu vida el amor y el afecto?

22. Alternadamente, diga algo que consideres una característica positiva de tu pareja. Mencione un total de cinco características.

23. ¿Qué tan cercana y cálida es tu familia? ¿Sientes que tu infancia fue más feliz que la de la mayoría?

24. ¿Cómo te sientes en tu relación con tu madre?

Serie III

25. Cada uno haga tres declaraciones verdaderas usando “nosotros”. Por ejemplo: “Los dos estamos en esta sala sintiendo…”

26. Completa esta frase: “Quisiera tener a alguien con quien compartir…”

27. Si llegaras a ser amigo íntimo de esta persona, diga qué sería importante que ella supiera.

28. Dile a tu pareja qué le gusta a usted de ella; sé muy honesto esta vez y di cosas que posiblemente no le dirías a alguien que acabaras de conocer.

29. Cuéntale a tu pareja un momento bochornoso de tu vida.

30. ¿Cuándo fue la última vez que lloraste con otra persona? ¿A solas?

31. Dile a tu pareja algo que ya te guste de ella.

32. ¿Qué tópico consideras que es demasiado serio para bromear al respecto?

33. Si fueras a morir esta noche, sin poder comunicarte con nadie, ¿qué sería lo que más lamentarías de no haberle dicho a alguien? ¿Por qué no se lo has dicho?

34. Tu casa, que contiene todo lo que posees en la vida, arde en un incendio. Después de salvar a tus seres queridos y tus mascotas, tienes tiempo de una carrera final para rescatar algún objeto. ¿Cuál sería y por qué?

35. ¿Qué muerte de algún familiar sería para ti la más perturbadora? ¿Por qué?

36. Exponga un problema personal y pregúntele a su pareja cómo lo manejaría ella. Asimismo, pídale a su pareja que le diga cómo parece que usted se siente respecto del problema que eligió.

Para finalizar deben mirarse a los ojos durante 5 minutos sin hablar.

Referencias: The New York Times, Verne y Jubilee.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *