¿Depresión en verano?

Salud

La gente pasea por las callesncon sus grandes sonrisas y helados, se sientan en el césped, van a la piscina, disfrutan con sus seres queridos y aun así, cuando llega verano, la época más feliz del año, la depresión se presenta.

Esto se debe según el Gabinete de Psicología a un TAE (Trastorno Afectivo Estacional). Es un tipo de trastorno que aparece con más frecuencia en invierno, aunque cada vez se dan más casos en verano.

¿Por qué ocurre?

Aunque parezca una banalidad, la imagen corporal tiene mucho que ver. Vivimos en una época donde el culto al cuerpo es casi una obsesión. Con la llegada del buen tiempo, nuestras redondeces y defectos, se hacen más visibles debido a la ropa ligera que necesitamos llevar para sentirnos más cómodos.  Este cambio de vestuario, para muchos, principalmente mujeres, resulta estresante.

La humedad y el calor también afectan a nuestro ánimo. Cuando el calor se hace más intenso, nuestro cuerpo debe hacer un esfuerzo enorme para regular la temperatura interna, lo que supone un gran estrés. El cerebro se hiperactiva y nos conduce a un estado de irritabilidad, lo que nos lleva a sentirnos más nerviosos, decaídos y cansados.

La nostalgia, igual que en Navidad, también puede llegar a nosotros. Recordar épocas veraniegas, donde se visitaba lugares que ahora no nos podemos permitir, o disfrutábamos de unos días en compañía de seres queridos que ya no están, pueden provocar una intensa tristeza en nuestro estado de ánimo.

Síntomas

Normalmente son los mismos que en cualquier depresión, tales como la ansiedad, el cansancio, la falta de concentración y pérdida del interés por las cosas que antes producían placer. Si el trastorno se produce en verano, es frecuente que exista falta de apetito y por tanto la persona adelgace unos kilos. También en esta época, quienes padecen el TAE, tienden a dormir menos horas, con lo cual su nivel de irritabilidad es mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *