Informe de Bachelet denunció abusos y violaciones de derechos humanos en Venezuela

Nacional Noticias

Las violaciones a la libertad de expresión, la detención de líderes políticos y otros críticos persisten en Venezuela. Reconoció este jueves 2 de julio la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

En su informe actualizado sobre la situación de Venezuela ante el Consejo de Derechos Humanos, la expresidenta chilena denunció los arrestos de periodistas. Sindicalistas, profesionales de la salud. Y personas que protestaron por los servicios públicos.

Además, continuaron los ataques y la obstaculización del trabajo de parlamentarios de la Asamblea Nacional. Señaló Bachelet, quien lamentó que los actores políticos en el país no logren encontrar una solución negociada.

Una solución, de acuerdo a la Alta Comisionada, que resuelva la profunda crisis política.

Al respecto, subrayó que recientes decisiones del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela. Que nombraron nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral sin el consenso de todas las fuerzas políticas. “Disminuyen la posibilidad de construir condiciones para procesos electorales creíbles y democráticos”, dijo.

También añadió que la población venezolana aun padece graves violaciones a sus derechos económicos y sociales debido a los bajos salarios. Los altos precios de los alimentos. O las persistentes carencias de los servicios públicos.

Respuestas y reacciones al informe

El comisionado especial del gobierno interino de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Miguel Pizarro. Sostuvo este jueves, 2 de julio, que en la actualización del informe Venezuela de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se refleja que la violencia es una política de Estado.

“Queda claro que la tortura en Venezuela es una política de estado. Que se ampara y se protege bajo la figura de la inteligencia y contrainteligencia”, aseveró Pizarro. En declaraciones a la prensa este jueves.

Así mismo el comisionado del gobierno interino agregó que en la actualización del informe también se documenta un patrón de detenciones ilegales, violaciones a las garantías procesales, y persecución a presos políticos.

“La alta comisionada afirma que entre el 1 de enero y el 31 de mayo murieron violentamente 1.324 personas en el marco de operaciones de seguridad. Bajo responsabilidad de la Faes, Cicpc, GNB y policías”, puntualizó.

Por su parte, el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, aseguró que el informe de Bachelet, reconoce que en Venezuela el régimen de Nicolás Maduro “sigue dejando en evidencia su actitud dictatorial y las violaciones a los derechos fundamentales de los ciudadanos”.

“El nuevo informe de Bachelet es un reconocimiento claro de la vulnerabilidad institucional. De salud, alimentación y servicios a la que nos ha traído la dictadura. Y de las violaciones a los DD. HH. que persisten en Venezuela a pesar de las recomendaciones de la Alta Comisionada”, argumentó Guaidó a través de un mensaje en su cuenta oficial en Twitter.

(Con información de El Pitazo/Efecto Cocuyo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *