Justicia brasileña autorizó trasladar a Lula a una cárcel de Sao Paulo

Internacional

La justicia brasileña autorizó el traslado del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción desde abril de 2018 en Curitiba (sur), a una prisión de Sao Paulo.

Las autoridades no precisaron hasta el momento cuándo ni a qué prisión el exmandatario será transferido.

El líder histórico de la izquierda, de 73 años, cumple su condena de 8 años y 10 meses de prisión en la sede de la Policía Federal (PF) de Curitiba, en el estado de Paraná.

El traslado fue solicitado por la policía, que alega estar sufriendo diversos trastornos con su custodia en un establecimiento pensado para alojar apenas presos provisorios y en cuyos alrededores se han aglomerado partidarios y adversarios del expresidente, que recibe numerosas visitas de personalidades brasileñas y extranjeras.

La jueza Carolina Lebbos afirmó en su decisión que la transferencia busca “reducir los costos humanos y financieros inherentes a la custodia, además de proporcionarle mejores condiciones de resocialización” a Lula, trasladándolo a “un establecimiento efectivamente volcado a la ejecución penal, cerca de su medio social y familiar”.

La defensa de Lula indicó que el pedido de traslado no obedece a una solicitud del expresidente y pidió que en caso de que éste se concrete, el nuevo local sea “compatible” con la sala individual en la cual se encuentra actualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *