Las curiosas amistades que tuvo la princesa Diana

Curiosidades

A pesar de haber estado casada con un príncipe y de haber nacido en una familia noble, la princesa Diana rompía por completo el molde establecido para los miembros de la realeza.

Tanto en eventos públicos como en su vida privada, Lady Di no era como el resto de los royals. Un claro ejemplo lo tenemos en su círculo de amistades, el cual incluía a grandes famosos como Freddie Mercury.

Sin duda una de las historias más curiosas sobre la princesa de Gales y sus amigos famosos es aquella en la cual se escapó a un bar gay vestida de hombre. Los conductores Cleo Rocos y Kenny Everett, así como Freddie Mercury, fueron sus cómplices para llevar a cabo este plan.

Aunque su impulsiva aventura duró apenas 20 minutos, Cleo recuerda ese momento con mucho cariño. Fue uno de los muchos instantes en los cuales Diana mostró lo divertida que era.

No es común que los integrantes de la familia real británica se codeen con celebridades dentro de la cultura pop. La más cerca a este escenario es Meghan Markle, quien es cercana a figuras públicas como Serena Williams.

Pero Meghan tiene antecedentes como actriz, mientras que Lady Di creció como una aristócrata de la familia Spencer, la cual siempre ha sido cercana a la realeza.

La princesa Diana también era una de las mejores amigas de Elton John. Su cariño era tan grande que, cuando ella falleció tras el terrible accidente, el cantante compuso una emotiva canción en su honor.

La única vez que el artista interpretó ese tema en vivo fue durante el funeral de la princesa de Gales.

Elton John y Diana de Gales

Ella se desenvolvía con soltura dentro del mundo de Hollywood y el espectáculo, y dejó una excelente impresión en famosos como Kurt Russel y Goldie Hawn.

Ellos le prestaron su rancho para tener unas pequeñas vacaciones en compañía de sus hijos, los príncipes William y Harry. Los actores fueron quienes le propusieron el plan, para que pudieran escapar un rato de los paparazzi.

Otra anécdota increíble la encontrarás en una de las mayores bromas que le jugó al príncipe William. Como buen adolescente, su hijo mayor tenía pósters en su cuarto con algunas de las supermodelos más populares de la época: Naomi Campbell, Cindy Crawford y Chrisy Turlington.

Qué sorpresa se llevó el joven cuando un día, al regresar a casa, su mamá las había invitado a las tres a su hogar.

(Vix)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *