Covid-19: más de 1.800 víctimas mortales en China, que endurece las medidas para frenar propagación

Internacional

Las autoridades sanitarias reportaron que el día de ayer la cifra de fallecidos alcanzó los 1.863, solo en China continental, y el número de contagiados en todo el país alcanzó los 72.359. El Gobierno chino extendió la cuarententa en Hubei, epicentro del brote, a 24 millones de personas.  

El portavoz del ministerio chino de la Salud, Mi Feng, defendió la labor de su país y dijo que estaba dominando la enfermedad: “ya podemos constatar el efecto de las medidas de prevención de la epidemia en las diferentes partes del país”.

Pero esas labores a las que Feng se refiere se han traducido en cuarentenas más prolongadas de lo sugerido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y estrictos controles sobre la población, que han convertido a ciudades de más de 11 millones de habitantes como Wuhan, en pueblos fantasmas, con calles y establecimientos vacíos.

En la región de Hubei, 56 millones de habitantes han sido aislados del mundo desde el 23 de enero, por ejemplo. Las compras y la distribución de comida y medicamentos se realizan de manera “centralizada”, precisa una directiva provincial en China.

Pero con el Coronavirus, “todos los escenarios están sobre la mesa” según Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. Con mucha cautela, la Organización analiza las cifras que día a día va reportando el Gobierno chino y aunque Ghebreyesus señaló que “los datos parecen mostrar una disminución en los nuevos casos”, la evolución del virus sigue siendo “imposible” de predecir.

El doctor Mike Ryan, jefe del programa de emergencias de la OMS, agregó que “el verdadero problema es si estamos viendo una transmisión comunitaria eficiente fuera de China y en este momento no estamos observando eso”. Ryan aseguró que el brote estaba atacando a cuatro de cada 100,000 personas en China, incluso dentro de su epicentro en la ciudad de Wuhan y la provincia de Hubei.

Pero si Apple trata de navegar en aguas adversas, lo mismo intenta hacer Japón con los Juegos Olímpicos. Aunque algunos diarios han rumorado que el evento deportivo “tambalea”, los organizadores -las autoridades japonesas- y el Comité Olímpico Internacional (COI) dijeron que no hay un “Plan B” para los próximos juegos de verano a pesar de los crecientes temores de que el coronavirus pueda afectar el evento, que comenzará en julio, y agregaron que “no tiene sentido predecir el momento en que [el coronavirus] puede llegar a su fin”. Estas fueron las palabras que entregaron a la agencia de noticias AP el exdirector regional de la OMS y el experto en enfermedades infecciosas de Japón, Shigeru Omi.

El Covid-19 ya ha arruinado otros planes: La maratón de Tokio, agendada para el primero de marzo y que fue cancelada para evitar la propagación del brote, dejando a fuera a los 37.0000 corredores aficionados que esperaban participar. Además, el Mobile World Congress 2020 de Barcelona y el Salón de los Inventos de Ginebra.

(France 24)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *