La mejor forma de iniciar tu día: un desayuno nutritivo.

Gastronomía

Desde muy pequeños siempre se nos ha inculcado que el desayuno además de ser la primera comida del día también se considera la más importante. Estos primeros bocados que ingieres son los encargados de romper con el ayuno nocturno lo cual resulta primordial para que nuestro metabolismo interno comience de manera correcta su actividad diaria.

Todo ser humano está muy al pendiente de su salud por lo cual el enfoque que le damos al desayuno es de vital importancia debido a que el mismo condiciona las sensaciones diarias de nuestro cuerpo a medida que avanza el día, regulando el hambre, el estrés, la ansiedad entre otras.

Un buen desayuno no solo te podrá ofrecer un momento placentero para que inicies con buen pie tu jornada, sino que además te brinda las bases para alcanzar una dieta balanceada y saludable lo que te permita cuidar tu organismo de manera que alcances un impacto positivo acerca de tu salud.

Todo desayuno debe contener un aproximado de treinta por ciento de las calorías que podemos ingerir diariamente, el mismo debe poseer una cantidad equilibrada de macronutrientes que ofrezcan calorías a tu cuerpo a través azucares, hidratos de carbono, alimentos que contengan proteínas y grasas. Una opción perfecta pueden ser las tostadas de pan integral con miel con la cantidad de azucares e hidratos ideales para un desayuno completo.
Omelet

Estas tostadas pueden ser complementadas con frutas o vegetales frescos quienes introducen vitaminas, minerales, fibra e índice glucémico que ofrecen una sensación de saciar el apetito y de igual manera aumentan su densidad nutritiva. Y para terminar de crear un desayuno ideal no podemos dejar de lado las grasas las cuales ingresan a través de un vaso de leche o tazón de yogurt o una buena tajada de aguacate, los cuales nos proporcionan grasas saludables para el organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *