El origen de los colores de los semáforos

Curiosidades GeekLife

El origen de los semáforos, con sus tres colores, tuvo sus inicios el 9 de diciembre de 1868 en Londres, Reino Unido. Fue inspirado, además, por las lámparas de gas usadas en vías ferroviarias.

Un ingeniero ferroviario de la época, John Knight, propuso utilizar dos lámparas de gas con colores, uno rojo y la otra verde, para poder visualizarlas en la oscuridad. Sin embargo, era un mecanismo difícil de manejar. Y tras funcionar por un par de meses, en 1869 estalló y produjo la muerte de un operador ferroviario.

A este sistema no se le realizó mejoras hasta en 1910. Ese año, el ingeniero Ernest Sirrine diseñó un modelo automático. El cual contenía las palabras “Stop” o detenerse, y “Proceed” o proceder. Dos años después, a un policía llamado Lester Wire se le ocurrió añadirle los colores verde y rojo.

Esta creación fue patentada por William Ghiglieri, para ser usada solo cinco años después en San Francisco.

Las tres luces de semáforo, como actualmente las conocemos, serían formadas debido al oficial de policía William Potts. Potts añadió un tercer color para que sirviera de transición entre movimiento (verde) y detención (roto). Ese fue el color ámbar, y el origen de los colores modernos de semáforos

A medida que transcurrió el siglo XX, los semáforos evolucionaron tecnológicamente. Las luces de gas, pasaron a ser luces led. Y esta tecnología se volvió casi universal en la vida cívica.

(Con información de Muy Interesante)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *