Día del libro: Patricia Graterón, autora de cuentos infantiles que rompen paradigmas

Cultura
Patricia-Graterón-2
Patricia Graterón es la autora del libro infantil La Princesa Vih, en donde busca acabar con los estigmas que rodean al virus.

Esta semana del día del libro fue maravillosa. Conocimos a Patricia Graterón, una venezolana que lleva adelante una fundación llamada “Había una vez una foto“. En ella, captura —en fotos y cuentos— historias infantiles inspiradas en los niños a los que fotografía.

Tuvimos la fortuna de entrevistar brevemente a esta artista audiovisual, que se inspira —según sus palabras— de la infancia. Escribe cuentos que sus hijas leerían y por los que quiere que sean asociados los peques de la casa. Patricia apuesta por sembrar ideas que inspiren a los niños. “Que tengan valores para ser adultos con convicciones. Temas como la honestidad, la libertad, incluso la fe. Para mí son temas importantes”, explicó la autora criolla.

¿Por qué el Vih como el tema principal de tu último libro?

Yo conocía el trabajo de una organización para la que ahora trabajo, Aid for Aids. Una organización que tiene presencia en más de 55 países y fundada por un venezolano. Entre las muchas cosas que hace esta organización, una de ellas es llevar tratamiento a personas con Vih que no tienen acceso a los retrovirales en algunos lugares del mundo. Es por ello que se me ocurrió que podíamos hablar de este tema.

Lo primero que se ocurrió fue el título, La princesa Vih. Es un acróstico de Victoria Isabella Hernández (protagonista de la historia) por eso Vih.
“Lo primero que se me ocurrió fue el título, La princesa Vih. Es un acróstico que surge de Victoria Isabella Hernández (protagonista de la historia) por eso Vih“, explicó Patricia Graterón
Leer más: 7 libros para hacer catarsis cuando estés sin electricidad en Venezuela

Cuando escribí el cuento, pedí —a quienes dirigen Aid for Aids— que leyeran la historia, ellos conocían más del tema que yo. Para no cometer errores, me ayudaron a enmarcarlo en el lenguaje que envuelve ser una persona con Vih. El proyecto se convirtió en algo más ambicioso, es una historia que siembra en los niños, una idea distinta a las pre-concepciones de los adultos hacia el Vih. Apuesta a la no discriminación, aporta información real, oportuna, honesta y necesaria para entender el Virus de Inmunodeficiencia Humana (Vih).

Leer más: El VIH no mata, pero en Venezuela sí

Difícil pero no imposible

Producir un título literario en Venezuela, es casi una proeza. Los altos costos le impiden a muchos autores llevar sus historias al público. Las editoriales están en sus puntos más bajos de producción. Las imprentas sufren los estragos de la crisis de papel que se atraviesa en la nación. Sin embargo, Patricia Graterón logró imponerse ante la contingencia y consagrarse como una escritora en tiempos de crisis.

Graterón aconsejó seguir las ideas por más difícil que sean. “Hay muchas alternativas para quienes quieran publicar, sin que signifique hacer una gran inversión de tiraje, ni de impresión. Mientras tengas una idea y estés convencido de ella, estoy segura de que te irá bien en lo que sea que escribas“, sentenció la autora.

la princesa vih2
Contó que su libro La Princesa Vih, tuvo gran éxito en Panamá. Según ella, es una lectura recomendada para niños de ocho a 12 años, en los colegios de aquel país. “A veces nos enfrascamos en Venezuela y no nos damos cuenta de que el mundo es enorme, que seguramente nuestras historias también tendrán cabida en otros países”, agregó.

Había una vez una foto

Patricia Graterón es una comunicadora social graduada de la Universidad Fermín Toro (Lara-Venezuela), luego hizo estudios en la Universidad Complutense de Madrid, sobre comunicación política. Es por ello que a través de la fotografía y sus dotes literarios, logró desarrollar el proyecto, Había una vez una foto. Ese proyecto luego se convirtió en una fundación exitosa, que cuenta historias sobre los pequeños que inmortaliza con su cámara fotográfica.

El proyecto "Había una vez una foto" también tuvo otros enfoques, entre ellos, retratar la cruda realidad de los niños de la calle. Esta muestra fotográfica se llamó "Había una vez un país".
El proyecto “Había una vez una foto” también tuvo otros enfoques, entre ellos, retratar la cruda realidad de los niños en situación de calle. Esta muestra fotográfica se llamó “Había una vez un país”.

Explicó que sus “cuentos intentan formar y reagrupar —entre ideas, fotografías documentales y literatura infantil— el cuento más importante para la vida del niño. Allí están plasmados los valores que importen para esa familia.

Mis cuentos hablan del trabajo como única manera de evolución social. Del amor a la familia, del amor al país, del optimismo, de la alegría de vivir y del no egoísmo”. Valores necesarios para el crecimiento de todo infante.

Leer más: 3 claves para entender el famoso meme “bailo por…”

El lente de Graterón tiene la dicha de capturar los hijos de personalidades de la televisión hispana de EE.UU. —en donde actualmente reside—. En la lista se encuentran los niños de Tommy Torres (cantante), Adamari López (actriz), Ana Karina Manco (actriz), Daniel Sarcos (animador), Daniella Navarro (actriz), Sabrina Seara (actriz), Daniel Elbittar (actor), Alan Tacher (animador) y los de Gaby Espino (actriz).

La lista crece constantemente, casi podríamos llamarla, la fotógrafa de los niños de los famosos, un título que le quedaría muy pequeño para todo lo que hace esta loable artista del retrato y la literatura.

Leer más: Día del Libro: La Filuc no es solo una feria, es una necesidad cultural

Un futuro en el que seguirá ayudando

Esta mujer seguirá ayudando a quienes pueda, a través de la fundación Aid for Aids. “De esta manera mostrar las necesidades de mi país a través del programa Healing Venezuela. Mostrar el alcance de esta organización con la redistribución de medicamentos y retrovirales de Vih, en otros lugares del mundo y aquí mismo —los EE.UU.— de donde toman rumbo los medicamentos”, finalizó la comunicadora.

Esperemos que esta heroína venezolana siga contando historias que eduquen a los pequeños y adultos. Una tarea hermosa que tiene una muy digna precursora como Patricia Graterón, con su fundación “Había una vez una foto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *