¿Por qué tu cerebro necesita unas vacaciones?

Salud

Las vacaciones de verano suponen para cualquier persona un tiempo de desconexión necesario tras la rutina que supone el trabajo, los estudios, etc. Aportan significativos beneficios tanto físicos como psicológicos que influirán de forma positiva en la posterior vuelta a la rutina, ya que, nos van a permitir recargar las energías y recuperar fuerzas para iniciar un nuevo período. 

Recargarse de energía

El cerebro necesita recargarse de energía por lo que es fundamental que tomemos un descanso, respiremos y nos relajemos. En la mayoría de los trabajos la carga mental es muy alta, y el cerebro, que es un músculo, se cansa. Debemos permitir que nuestro cerebro se oxigene dándole un descanso para que pueda reponerse y mejorar su rendimiento.

Recuperación de sueño y descanso

En las vacaciones aprovechamos para recuperar el sueño y el descanso que durante nuestra actividad perdemos. La falta de sueño y el cansancio afecta de forma negativa a nuestro trabajo ya que influye directamente en el funcionamiento de nuestra mente y en nuestra capacidad de concentración

Salir de la rutina

Para que un trabajador sea productivo es muy importante que pueda salir de su rutina diaria. Muchos estudios afirman que, por ejemplo, unas vacaciones en un lugar en contacto con la naturaleza favorece el incremento del rendimiento de la persona. De la misma manera, al salir de la rutina lo que vamos a conseguir es que mejoremos y aumentemos nuestra creatividad produciéndose consecuentemente nuevas ideas y posiblemente mejores decisiones, una vez que nos reincorporemos nuevamente al trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *