Proyecto MK Ultra: Experimentos de control mental

Curiosidades

En 1953 el director de la CIA, Allen Dulles, autorizó el inicio de MK Ultra, un programa de investigación de métodos de control mental, basados principalmente en el uso de drogas psicodélicas.

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos probó secretamente los efectos del LSD en estadounidenses voluntarios (y varios involuntarios).

Esto surgió por el temor de que sus soldados capturados fueron sometidos a “técnicas de control mental” por parte del gobierno coreano.

Leer más: ¿Por qué las personas se unen a sectas o cultos?

A lo largo de los siguientes años miles de individuos de Estados Unidos y Canadá participaron en numerosísimos experimentos sin ser conscientes de que estaban formando parte de un proyecto secreto de la agencia de Inteligencia.

El proyecto central se ramificó en 140 subproyectos que contaron con la participación de universidades, cárceles, hospitales, bases militares, investigadores privados y farmacéuticas.

¿Qué experimentos realizaban?

El objetivo era encontrar una o varias formas de poder controlar la mente de un ser humano, alterando su percepción sensorial y logrando así extraer información «100 % fidedigna» en futuras sesiones interrogatorias.

Uno de los planes del MK Ultra también, era programar a una persona para que asesine (sin saberlo) o controlar la mente de líderes opositores, como Fidel Castro.

Los experimentos no sólo incluían consumo de drogas, también hipnosis, privación sensorial, aislamiento, diversas formas de tortura, y abusos verbales y sexuales. Se sabe que también crearon diversos métodos físicos para producir shock y confusión por largos periodos de tiempo.

Otra división del proyecto estaba destinada a la creación de armas químicas, biológicas, radiológicas. Uno de los químicos inhabilita por días a los enemigos que la ingieren y puede producir amnesia.

La operación más conocida fue la Operation Midnight Climax. Consintió en contratar prostitutas para que drogaran a los clientes de un burdel con LSD y otras drogas.

Mientras tanto, en otro experimento similar, la CIA drogó a 5 de sus investigadores (sin su consentimiento) con LSD que derivó en la muerte de uno de ellos, llamado Frank Olson.

Características

A través del proyecto (que consumía el 6% de los recursos de la Agencia) los químicos de la CIA crearon sustancias para:

  • Fomentar el pensamiento ilógico y la impulsividad en las personas.
  • Provocar los mismos efectos que el consumo de alcohol y otras sustancias que lo inhibían.
  • Producir euforia “pura” sin depresión posterior.
  • Hacer creer a una persona que estaba enferma de algo.
  • Ayudar a soportar la privación sensorial, la tortura y la coerción durante la interrogación de los “lavados de cerebro”.
  • Ser dóciles ante la hipnosis.
  • Provocar amnesia.
  • Provocar parálisis de las piernas, anemia aguda, etcétera.
  • Sustancias que hacían a una persona dependiente de otra.
  • Confusión mental en individuos haciéndolos seguidores de ordenes sin cuestionar.
  • Sustancias que te hacen mejor trabajador y fomentan la ambición.
  • Provocadores de sordera y ceguera temporal.

Uno de los investigadores que más activamente trabajó en el Proyecto MK Ultra fue el psiquiatra Donald Ewen Cameron, quien puso en práctica numerosas técnicas de tortura con electroshock, suministrando altas dosis de LSD o teniendo a los ‘voluntarios’ días enteros sin poder dormir mientras les obligaban a escuchar grabaciones con mensajes subliminales.

Leer más: Montaña de Sorte – El centro del espiritismo venezolano

Todos los sucesores de Helms -entre ellos George H.W. Bush- se negaron taxativamente a dar información sobre el programa MK Ultra, hasta que en 1977 fue nombrado director de la agencia Stansfield Turner, un almirante de la Armada retirado que puso a disposición de la Justicia más de veinte mil documentos relacionados con los experimentos, investigaciones, torturas y personas implicadas. Con ello se desmantelaba un programa que había gozado de casi tres décadas de impunidad absoluta.

1 comentario sobre «Proyecto MK Ultra: Experimentos de control mental»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *