Relámpagos del Catatumbo, el fenómeno más electrizante del mundo

Cultura Efemérides Turismo

Cada 5 de junio se celebra el Día Mundial del Ambiente, fecha que en Venezuela también se conmemora la declaración de seis parques nacionales. Entre ellos, el Parque Nacional Ciénagas del Catatumbo, Zulia, donde ocurre el fenómeno meteorológico más impresionante del mundo.

Desde 1991, entre la Sierra de Perijá y el Lago de Maracaibo, 250 mil hectáreas conforman una “zona protegida”.

No es su exuberante ecosistema pantanoso lo que atrae a los turistas –al menos antes del Covid-19–, ni sus abundantes plantas acuáticas y bosques inundados. Tampoco son las más de 20 mil aves que viven en el parque, ni los monos araguatos o las toninas. No. Lo más llamativo es el fenómeno atmosférico conocido como “Relámpago del Catatumbo”.

Aunque hablar de un solo relámpago sería descomedido, cuando el promedio anual supera el millón y medio de rayos.

La capital mundial de los relámpagos

Un estudio de la Universidad de Maryland reveló que Ciénagas del Catatumbo es el lugar con la más alta concentración de relámpagos en el mundo, según reseña un artículo de la BBC.

Con 250 rayos por kilometro cuadrado (al año), el fenómeno venezolano forma parte del Libro Guiness de los Récords, destronando en 2014 a Kifuka, localidad de la República del Congo donde ocurren 158 rayos por kilómetro cuadrado.

Dos años después, la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA) confirmó que el Lago de Maracaibo es la nueva “capital mundial de los relámpagos”.

Catatumbo

Catatumbo: magia y ciencia

El fenómeno ocurre durante todo el año, aunque con mayor frecuencia en octubre y noviembre.

Puede verse desde Colombia como una película muda donde el escándalo de los truenos no llega. Sin embargo, es desde Ologá, una comunidad al sur del lago que vive en palafitos, donde los estruendos y destellos parecen un autentico espectáculo de magia.

Dos  leyendas de tribus indígenas que habitaron en la zona constituyen las creencias de varios pobladores del Catatumbo respecto a los incesantes rayos.

La primera, atribuye la tormenta de luminosa a una piedra sagrada que emanaba destellos de luz incandescentes en posesión de una pareja de amantes que huyeron a lo más profundo del lago; la segunda, explica el fenómeno como “la concentración de millones de cocuyos que todas las noches se reúnen en el río Catatumbo para rendirle tributo a los padres de la creación”, según reseña el portal web En El Tapete.

¿Pero cómo explican los científicos la tormenta eterna?

De acuerdo a investigadores de la Universidad de Maryland y del Centro de Modelado Científico de la Universidad del Zulia (CMC), los Relámpagos del Catatumbo se forman como cualquier rayo: por el choque entre cargas eléctricas positivas y negativas.

No obstante, los estudios no explican por qué las tormentas son tan perennes ­–al menos 197 al año–.

“La teoría más aceptada dice que vientos procedentes del Caribe soplan aire caliente sobre las aguas salobres del Lago de Maracaibo antes de chocar con aire frío de los Andes”, reseña el articulo de la BBC.

Catatumbo

Relámpagos del Catatumbo y la conservación del ambiente

Es popular la creencia sobre la elevada cantidad de ozono que generan las tormentas del Catatumbo.

Se estima que a través del proceso de ionización aporta al menos 10% del ozono de todo el planeta. Sin embargo, investigaciones del CMC aseguran que un glóbulo de aire tarda alrededor de 6 meses en llegar a la capa de ozono, y el promedio de vida este gas producido en descargas eléctricas es de horas.

La NASA, por su parte, asevera que el ozono producido en Maracaibo es un gas importante del efecto invernadero.

Te puede interesar: Día Mundial del Ambiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *