Responsables de los Juegos Olímpicos evitan mencionar nuevas fechas

Deportes

Los responsables de la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 evitaron mencionar posibles nuevas fechas para la celebración del evento en caso de que sea finalmente pospuesto.

Así lo informó el Comité Olímpico Internacional (COI).

«Nosotros somos Tokio 2020… Así que esa es nuestra posición» dijo hoy el presidente del comité organizador, Yoshiro Mori.

Esa fue su respuesta al ser preguntado en rueda de prensa sobre qué nuevas fechas serían preferibles en caso de un eventual retraso, después de que el COI se diera un plazo de cuatro semanas para tomar esa decisión.

En su intervención ante los medios, Mori y el director ejecutivo del comité organizador, Toshiro Muto, insistieron en que el cambio de fechas es solo «una posibilidad» que se contempla y que aún no está decidida.

Reafirmaron que la cancelación total de los JJOO de Tokio 2020 «no es una opción».

Le ha costado demasiadas semanas a los dirigentes políticos y deportivos de Japón reconocer lo que se venía oyendo desde muchos lugares y era que mantener las fechas de Tokio 2020 se estaba convirtiendo en una quimera.

Hoy, pero sólo después de que el Comité Olímpico Internacional (COI) diera el primer paso, el jefe del Gobierno nipón, Shinzo Abe, reconoció, por primera vez, que a lo mejor se tienen que aplazar los Juegos Olímpicos.

«Si es muy difícil seguir adelante con la organización de los JJOO de forma completa como está previsto, para dar prioridad al bienestar de los atletas sería inevitable abordar la decisión de posponer las fechas», dijo Shinzo Abe en una intervención en el Parlamento.

Giro sobre la fecha de los Juegos

Ese «sería inevitable» estudiar un aplazamiento, aunque todavía dejando en el aire la duda, representa no obstante un giro radical en las posturas de un Gobierno que machaconamente venía insistiendo en que sí o sí el 24 de julio próximo comenzarían los Juegos Olímpicos.

El Gobierno de Japón ni siquiera cambió el discurso después de que desde Estados Unidos, el principal aliado nipón, el presidente Donald Trump sugiriera un aplazamiento en uno o dos años para evitar una fiesta olímpica con los estadios vacíos.

Trump mencionó esa idea el 12 de marzo pasado, en declaraciones a los periodistas, pero horas después habló telefónicamente con Abe.

Según la versión oficial de Tokio, a partir de esa conversación «el Gobierno japonés no ha hecho ningún cambio y seguirá preparando (los JJOO) tal y como está planeado».

Encendido de la llama olímpica sin público

La preocupación, no obstante, comenzó a hacer mella en el ánimo olímpico cuando se supo que el encendido de la llama olímpica, en Grecia, se haría sin público.

Además que tampoco habría público durante el recorrido en Japón de la antorcha, que supuestamente comenzará el jueves próximo.

Ya para entonces se agudizaban las voces que pedían decisiones al COI y a los organizadores de Tokio 2020, y que ya no servía mantener esa posición tan firme o seguir dejando en el aire una decisión.

«Creo que el hecho de que el COI insista en que esto siga adelante, con semejante convicción, es desconsiderado e irresponsable».

Estas palabras las pronunció la la semana pasada la medallista olímpica canadiense e integrante de la comisión de atletismo del COI Hayley Wickenheiser.

(El Nacional)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *