Incluso tras aumento, Venezuela vende gasolina a uno de los precios internacionales más bajos

Nacional Noticias

Desde el lunes 1 de junio, en Venezuela fue aumentado los precios de la gasolina por el gobierno de Nicolas Maduro. Con el nuevo esquema de precios, el litro subsidiado paso a costar cinco mil bolívares (equivalente a 0,025 de dólar). Y el precio en el esquema privado, o precio internacional, es de 0,5 centavo de dólar por litro.

Sin embargo, a pesar del aumento Venezuela se mantiene como el segundo país con los precios internacionales de gasolina más bajo en Suramérica, de acuerdo al índice de Global Petrol Prices. El primero lugar pertenece a Ecuador, donde la gasolina se expende a 49 centavos de dólar.

La venta de gasolina en Venezuela es desde la década de 1970 un monopolio estatal que había asegurado que los venezolanos pudieran llenar el tanque sin pagar prácticamente nada.

Sin embargo, en un país con la inflación más alta de mundo, proyectada por el FMI en 15.000 por ciento para 2020, el precio de la gasolina ha estado casi congelado durante dos décadas.

Ello provoca que las tarifas estén muy rezagadas, siendo simbólicas.  De ahí que el anuncio del nuevo esquema de precios de la gasolina supone una ruptura con la que ha sido una política de estado durante mucho tiempo.

[scu name=”ad-rectangulo”]

Precios de la gasolina en el mundo

A pesar del aumento, Venezuela continúa siendo uno de los países latinoamericanos, e incluso dentro del mundo, con precios internacionales de gasolina más bajo. En Colombia, reporta Global Petrol Prices, se vende a 56 centavos de dólar. Y en Brasil a 76 centavos de dólar.

Estos dos países fronterizos con Venezuela son la vía para el contrabando de extracción de la gasolina venezolana.

Otros países latinoamericanos tienen precios más elevados. Perú vende el litro a 99 centavos de dólar, Chile a 1,04 dólares. Y Uruguay, por su parte, vende el litro de gasolina a 1,27 dólares.

De acuerdo al Global Petrol Prices, precios internacionales por encima del venezolano predominan en el resto del mundo. Estados Unidos cobra el litro de combustible a 0,61 dólar por litro. China a 0,83 dólares, España a 1,22, Reino Unido a 1,34. Y, como la región con los precios internacionales más altos, se encuentra Hong Kong con 2,17 dólares por litro de gasolina.

Escala de precios de la gasolina por litro en países del mundo. Imagen cortesía de Global Petrol Prices

Criticas de economistas

De acuerdo con el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, vender la gasolina “importada por privados”. Y el aumento a 5.000 bolívares el litro hasta un cupo máximo mensual de 120 litros, permitirá acabar con el contrabando.

Sin embargo, El Aissami no mencionó la paralización de las refinerías venezolanas y el desplome de la producción de petróleo. La cual se ubica, según la OPEP, en poco más de 600.000 barriles diarios frente a más de 3 millones hace una década.

[scu name=”ad-rectangulo”]

Para el director de Econométrica, Henkel García, este nuevo esquema de venta no funcionará. “La manera correcta de hacerlo es poner toda la gasolina a un mismo precio. Y el subsidio darlo de manera directa”, comentó.

Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, sostuvo que la administración de Maduro al fijar estos tres esquemas incentiva el contrabando de combustible.

“El contrabando de combustible siempre ha sido una de las más importantes (para mantener rentas ilícitas). Cuando la gasolina se acabó ese contrabando se convirtió en un mercado negro a lo interno. Lo vivimos estos días. Un precio de 5.000 bolívares y otro de 0,50  dólares por litro mantiene esos incentivos”, puntualizó.

View this post on Instagram

Y por fin Maduro anunció el “aumento de la gasolina”. En un esquema con precios diferenciados. Voy a destacar cuatro aspectos: la lógica política, lo óptimo del esquema, el impacto en precios y las perspectivas. . . Sobre el primer punto, es clave para el gobierno de Maduro mantener rentas ilícitas a los grupos de poder pues eso es un factor de cohesión interna. El contrabando de combustible siempre ha sido una de las más importantes. Cuando la gasolina se acabó ese contrabando se convirtió en un mercado negro a lo interno. Lo vivimos estos días. Un precio de 5.000 Bs y otro de $0,5 por litro, mantiene esos incentivos. . . Desde hace rato había que subir la gasolina, es un subsidio regresivo. Es decir, cuánto más gana usted, más le subsidia el Estado. Lo ideal era establecer un precio competitivo (uno solo, no varios) y luego diseñar un esquema de transferencias a los ciudadanos venezolanos. En cash. Para poner gasolina, para pagar el transporte, para lo que le diera la gana. Era una forma de que el Estado no se apropie de esos recursos. Lo propuesto está lejos de eso. . . El alza del combustible tendrá impacto en precios, en una primera etapa, pues el costo del transporte se ajusta. En realidad, esto viene sucediendo desde hace semanas, dado los precios del mercado negro. Pero una vez que se asumen los nuevos precios, hay una adecuación de la estructura de costos. Así que el impacto es más de corto plazo. . . Por último, la clave de todo es que haya gasolina. Y esta tiene que venir de afuera. Si no llega gasolina de afuera, el esquema que viene es de precios a mercado negro, de los más altos del mundo, corrupción y colas. Parte de lo vivido ya. ¿Se puede producir aquí? Muy poco. Siendo generosos el 25 % – 30 % de lo que necesitamos. Así que es insuficiente. Esto apenas arranca… #venezuela #asdrubaloliveros #economia #gasolina #empresas

A post shared by Asdrúbal R. Oliveros P. (@aroliveros) on

(Con información de Efecto Cocuyo, BBC News, y DW)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *